Trump reconoce a Jerusalén como capital de Israel

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha confirmado que su país reconocerá a partir de ahora a Jerusalén como capital de Israel, una medida que promete generar tensiones en Oriente Medio y reducir las posibilidades de un proceso de paz entre israelíes y palestinos.
El presidente de EE.UU., Donald Trump, firma su proclamación en la sala de recepciones diplomáticas de la Casa Blanca, en Washington, EE.UU. EFEEl presidente de EE.UU., Donald Trump, firma su proclamación en la sala de recepciones diplomáticas de la Casa Blanca, en Washington, EE.UU. EFE

“He determinado que es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como capital de Israel”, dijo Trump en un discurso desde la sala de recepciones diplomáticas de la Casa Blanca.
Donald Trump aseguró que su decisión no debe interpretarse como una falta de compromiso con el proceso de paz entre israelíes y palestinos, y prometió que hará “todo” lo posible para ayudar a las partes a lograrlo. “Estados Unidos apoyará una solución de dos Estados si eso es lo que acuerdan las dos partes”, dijo Trump en un discurso desde la sala de recepciones diplomáticas de la Casa Blanca.
Además el presidente estadounidense ordenó al Departamento de Estado comenzar el proceso para trasladar a Jerusalén la embajada estadounidense en Israel, que ahora está en Tel Aviv.
Según informó la Casa Blanca, este traslado llevará al menos tres años porque hay que construir el edificio. En su discurso, Trump instruyó a su Gobierno a “contratar arquitectos” para construir una nueva embajada en Jerusalén que será “un tributo magnífico a la paz”.
Estados Unidos se convierte así en el único país del mundo que reconoce como capital de Israel a Jerusalén, donde ninguna nación tiene su embajada debido a que, tras la anexión israelí de la parte oriental de la urbe en 1980, la ONU llamó a la comunidad internacional a retirar sus legaciones de la Ciudad Santa. Los palestinos reclaman la parte oriental de la urbe (Jerusalén Este) como capital de su futuro Estado independiente.
Por su parte el presidente palestino, Mahmud Abás, ha dicho que el presidente de Estados Unidos viola “todas las resoluciones y acuerdos internacionales” con su decisión. “En esta declaración ha elegido violar todas las resoluciones y acuerdos internacionales y bilaterales y contradecir el consenso internacional expresado por posiciones de varios países del mundo”, declaró Abás sobre la nueva política de Washington en el conflicto palestino-israelí.
Además, advirtió en un discurso televisado de que estas medidas sirven a los intereses de los grupos extremistas para catalogar “el conflicto en la región como una guerra religiosa”.
El también presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) cree que la declaración de Trump de que Jerusalén es la capital de Israel y su anuncio del traslado allí de la embajada “no cambia la realidad de la ciudad ni dará ninguna legitimidad a Israel. Es una ciudad árabe palestina, islámica y cristiana, y la capital eterna del Estado de Palestina”. EFE

Publicado en: Análisis