REPORTAJE: Aerogeneradores sin aspas

Técnicos españoles establecidos en EE.UU. han desarrollado una columna que genera electricidad aprovechando la fuerza del viento sin utilizar palas como los molinos convencionales, por lo que no producen ruido ni perjudican el vuelo de las aves.
Recreación de un parque de Vortex, un molino de viento sin palas que, en vez de capturar la energía eólica a través del movimiento rotatorio de unRecreación de un parque de Vortex, un molino de viento sin palas que, en vez de capturar la energía eólica a través del movimiento rotatorio de una turbina, aprovecha la vorticidad.Foto: Vortex Bladeless

 

Daniel Galilea

 

–  “Vortex es un molino de viento sin palas que, en vez de capturar la energía eólica a través del movimiento rotatorio de una turbina, aprovecha la vorticidad, un efecto aerodinámico que se produce cuando el viento choca contra una estructura sólida”, informan sus diseñadores, David Yáñez, inventor del sistema, David Suriol y Raúl Martin.

–  “Nuestro primer equipo minieólico introducirá el concepto de que Vortex equivale a una ‘placa solar de energía eólica’ y se acercará a los lugares donde vive la gente y necesita consumir la energía en el punto de generación, casas, básicamente. En tres o cuatro años, se abordará la generación industrial con potencias superiores al megavatio”, adelanta David Suriol a Efe.

–  Por otra parte, también pensando en las aves, el estudio Next Architects, de los Países Bajos, ha diseñado un puente para residencia de murciélagos. Tiene 25 metros de largo, se está construyendo en Monster y su estructura servirá de alojamiento para los murciélagos que transitan por la zona en invierno y verano.

 

 

Imagine un molino de viento que genera energía eléctrica a partir del empuje que ejercen las corrientes de aire, pero al que se han quitado las palas. Este dispositivo, que requeriría menos material para ser construido, y sería más económico y respetuoso con el medio ambiente y los seres vivos, ya es una realidad.

Es el sistema Vortex Bladeless (VB), desarrollado por tres emprendedores españoles con sede Boston, Massachusetts (EE.UU.), que están recaudando fondos en una campaña de microfinanciación por Internet (www.indiegogo.com) para realizar un estudio piloto de este nuevo aerogenerador en pequeñas comunidades de la India, con el fin de probar su rendimiento en diferentes condiciones y optimizar su diseño y prestaciones.

Vortex es un molino de viento sin palas que, en lugar de capturar la energía eólica a través del movimiento rotatorio de una turbina, aprovecha la vorticidad o “vórtices de Von Karman”, un efecto aerodinámico que se produce cuando el viento choca contra una estructura sólida, informan sus diseñadores (www.vortexbladeless.com).

“Esta instalación está diseñada para maximizar este efecto de vorticidad buscando la máxima absorción de energía posible”, informa a Efe el emprendedor David Suriol, cofundador y codirector ejecutivo (CEO) de Vortex junto con los ingenieros David Yáñez (inventor del sistema) y Raúl Martin.

“La característica esencial de este diseño se basa en la eliminación de los elementos móviles en contacto, evitando así la necesidad de lubricación y desgaste, lo que hace que Vortex sea más económico y sencillo de mantener”, según Suriol.

“Básicamente, reducimos la cantidad de materia prima utilizadas para la fabricación, lo que reduce los costes de producción y, al no tener partes móviles en contacto, hay muy pocas zonas que puedan sufrir roturas, por lo que los costes de mantenimiento también son bajos”, indica.

De acuerdo a sus diseñadores, el dispositivo es silencioso, ya que oscila a una frecuencia inferior a 20 hercios (Hz) y además es más seguro para las aves, que a menudo colisionan con las palas.

“Dado que este sistema no requiere el mismo tipo ni magnitud de movimiento que los aerogeneradores tradicionales, lo que aumenta su visibilidad, se espera que su impacto sobre la población de aves sea mucho más pequeño, por lo que la organización conservacionista SEO/ Birdlife (www.seo.org) está apoyando esta tecnología”, señalan sus creadores.

Además esta tecnología reduce hasta un 40 por ciento el coste al eliminar las partes más caras de un molino de viento convencional, como sus palas, góndola, discos de freno y engranajes, simplificándose los procesos de fabricación, transporte, construcción y montaje, y reduciendo su mantenimiento al eliminar los elementos en contacto expuestos a desgaste, según VB.

 

 

PRIMER ESTUDIO EN COMUNIDADES DE LA INDIA.

Según sus creadores, no hay necesidad de cambiar ninguna pieza mecánica o usar aceite durante la vida útil operativa de la instalación, que ha sido calculada entre 32 y 96 años, y las tensiones, torsión y desplazamientos generados en la estructura por el viento están lejos de los límites de fatiga de los materiales usados, principalmente fibra de carbono.

Otro factor diferenciador es que, debido a que la ubicación del alternador (y por ello del centro de gravedad) está tan bajo, se reduce la cimentación en un 50 por ciento, según aseguran.

Si se comparan equipos de la misma altura, Vortex barre un 30 por ciento del área de un generador eólico convencional, pero se pueden poner más columnas aerogeneradoras en el mismo espacio, según la compañía con sede en Boston.

El modelo residencial que genera 100 vatios (W) de potencia eléctrica, medirá 3 metros de alto; otro destinado a pequeñas comunidades en la India y que genera 4 kilovatios (Kw), medirá 13 metros de altura; y el de mayor escala, que generará 1 megavatio (MW), medirá 150 metros de altura, adelantan.

Los creadores de este sistema prevén que en 2016 tendrán los primeros productos de pequeña escala y de uso residencial, de 100 W y 4 kW, diseñados para viviendas particulares en los países en desarrollo, o pequeñas comunidades y que, en 2018, construirán su “gran sueño”: el equipo de 1 MW.

“Nuestro primer equipo será para generación minieólica e introducir el concepto de que equivale a una ‘placa solar de energía eólica’, acercándolo a los lugares donde vive la gente y se necesita consumir la energía en el punto de generación, casas, básicamente. En tres o cuatro años, se abordará la generación industrial con potencias superiores al MW”, adelanta David Suriol a Efe.

 

 

COMO FUNCIONA .

Según Suriol, Yánez y Martín, Vortex es una estructura bastante simple con cinco partes principales.

“El mástil (“mast”), una estructura circular y muy ligera, hecha de fibras de vidrio y de carbono, actúa como un “rompedor” del viento que genera un movimiento oscilatorio, y se asienta sobre una barra (“rod”) de fibra de carbono, que le confiere fortaleza y flexibilidad al movimiento, reduciendo al mínimo la disipación de energía eólica”, explican desde la compañía.

“El sistema de generación (“generation system”) convierte la energía cinética (de movimiento) del viento en electricidad, mediante un alternador lineal incorporado, y la estructura se asienta sobre una base de confinamiento magnético (“tunning pasive system”), que le confiere estabilidad a sus oscilaciones y sobre unos cimientos (“foundation”) de dimensiones reducidas, gracias a la ligereza del Vortex y a que su centro de gravedad está en la parte inferior de la instalación”, señalan.

 

 

EL PUENTE DE LOS MURCIÉLAGOS.

Por otra parte, también ecológicamente interesante es el proyecto del estudio Next Architects (www.nextarchitects.com) de Amsterdam (Países Bajos), que ha diseñado un puente de 25 metros de largo, que se está construyendo en la localidad neerlandesa de Monster y que, a partir de 2016, servirá de alojamiento para los murciélagos.

El “batipuente” es una construcción de concreto para peatones y ciclistas con forma de arco que conectará dos parcelas de una área natural alargada conocida como ‘Poelzone’, con vegetación, vías de agua, bancos de arena y zonas de desove de peces, que se utiliza con fines de pesca y recreativos, integrándose con la naturaleza y el medioambiente, según sus diseñadores.

Este innovador puente, tiene tres componentes específicamente diseñados para funcionar como “gallineros” para diferentes especies de murciélagos”: el contrafuerte de su lado norte, que funcionará como zona de estancia en el invierno, mientras que su cubierta y la balaustrada de ladrillo alojarán recintos para estos animales durante el verano.

“No hay otro puente como este diseñado específicamente para servir de casa para los murciélagos”, afirma Herman Limpens, experto internacional en estos mamíferos voladores, quien participó en el diseño del denominado ‘Vlotwateringbridge’ que se inscribirá en una zona que es una ruta importante para varias especies de esas aves, según informa Next Architects. EFE

 

 

 

//EFE REPORTAJES – Elabora temas que se comercializan a través de la plataforma efeservicios. Atención: para ver los artículos disponibles pueden acceder a www.efeservicios.com. Usuario : efep17554 – Clave: demo. Para mayor información contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Reportajes”.//-

 

 

 

 

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Sin categoría