‘Podemos’, Partido X y Equo: la protesta se articula en opción electoral

Las reivindicaciones que surgieron al calor de las protestas del 15-M se ven reflejadas en nuevas apuestas electorales, que han trabajado a marchas forzadas para conformarse como opciones de voto en las próximas elecciones europeas.
Hervé Falciani, cabeza de lista Red Ciudadana Partido X a las elecciones europeas del 25 de mayo. EFE/Archivo/Juan Carlos Hidalgo Hervé Falciani, cabeza de lista Red Ciudadana Partido X a las elecciones europeas del 25 de mayo. EFE/Archivo/Juan Carlos Hidalgo

María López

De todos los proyectos surgidos tras las protestas, tres partidos políticos se estrenan en los comicios del 25 de mayo: Equo representa la voz ecologista, Red Ciudadana Partido X es portavoz de la democracia digital y de la lucha contra el fraude fiscal y Podemos apuesta por la mayoría social y el cambio político.

Las tres formaciones convergen en algunas propuestas muy vinculadas al discurso construido en torno al 15-M. Los tres partidos defienden una profundización en la democracia, que no reducen al voto. Coinciden en negar la legitimidad de la Troika (la triada formada por el FMI, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo) y las políticas de austeridad y todos se muestran contrarios al rescate bancario y al pago de la deuda.

Los paralelismos también se dan en su organización interna, donde los candidatos han sido elegidos en un proceso de primarias abiertas y todas las listas son de cremallera. Pero las propuestas divergen en la naturaleza de sus candidatos, el discurso o las apuestas de cambio, conformando tres alternativas diferenciadas.

Podemos, con apenas tres meses de vida, es el benjamín del grupo. Sin embargo, en este tiempo su afán de “convertir la indignación en cambio político” ha logrado desarrollar una estructura territorial compleja en forma de “círculos”, nombre con el que denominan las agrupaciones territoriales y sectoriales que articulan el proyecto.

Su discurso, al que pone cara el politólogo Pablo Iglesias, líder de la candidatura europea, toma prestada la dialéctica de los movimientos “Occupy” y huye de la dicotomía izquierda-derecha para enfrentar a mayorías sociales contra élites.

Por su parte, el Partido X es también un recién llegado, aunque suma ya 16 meses de existencia. Su proyecto busca la “democracia del siglo XXI” y se define como un método de trabajo. Su discurso se asienta en las reivindicaciones del intercambio libre de información, el control de los capitales y las herramientas digitales para la democracia directa, propias del mundo de la informática.

Así plantean una “wikidemocracia” donde el control ciudadano alcance tanto al poder legislativo como al ejecutivo y construyen su programa con el conocimiento que ya existe.

Equo aspira a representar a los verdes en España. Ecosocialistas, concurren a las elecciones en coalición con Compromis y CHA (Chunta Aragonesista) con el nombre de Primavera Europea . Se consideran europeístas insumisos y presentan un programa económico alternativo basado en la industria verde al que denominan “New Deal Verde”, donde apuestan por destinar gasto público a la creación de empleos verdes, innovadores y sostenibles para el medio ambiente.

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es