Pasión Vega: “Me siento muy cercana a la gente”

Pasión Vega celebra sus primeros 25 años de profesión con el disco "40 Quilates" donde pone en valía su experiencia, calidad y la apuesta por valores emergentes. Artista completa y solidaria, afirma en entrevista con Efe: "¿Por qué quedarme con un estilo si disfruto con todos ellos?".
Pasión Vega integrada en una antigua redacción periodística. EFE/Archivo/Ángel DíazPasión Vega integrada en una antigua redacción periodística. EFE/Archivo/Ángel Díaz

 

– “Tanto el flamenco, como el fado, como el blues, progresan porque van dejando que otras corrientes y otros aires vayan entrando”.

– “Es importante conocer la pureza de la música, pero también lo es conocer a artistas jóvenes y emergentes que arriesgan, y mezclar ritmos y músicas que nadie haya hecho antes y probar, probar, que de ahí salen siempre cosas interesantes”.

– “Creo que es muy importante respetar a nuestros artistas mayores que tienen muchas cosas que decir y que ofrecer. Espero cantar mucho tiempo, hasta que el cuerpo aguante”.
Antonio Dopacio

 

 

Su nombre real es Ana María Alías Vega, pero todos las conocen por su nombre artístico, similar al énfasis y la intensidad que pone en su interpretación: Pasión Vega. Nacida en Madrid pero criada en Málaga, es una artista que traspasa fronteras y estilos.

Acaba de sacar a la luz su último disco denominado “40 Quilates”, en el que conmemora sus 25 años de carrera musical y del que realizó un preestreno en el marco incomparable del Teatro Real de Madrid.

Con un vestido en tonos rojos y negros con la sonrisa y simpatía siempre permanente, marca de la casa, y con una elegancia y señorío que destila su presencia, Efe la entrevista en su sede de Madrid.

 

“EL MEJOR LEGADO ES UNA SONRISA”

— ¿Qué representan para usted 25 años pisando escenarios?.

— Es algo muy importante que se me ha hecho muy corto, porque creo que lo he aprovechado muy bien, sin prisas y siempre con la sensación de ir disfrutando del camino. También de ir aprovechando esos momentos y de conocer en el trayecto a excelentes compañeros.

— Siempre con una óptica positiva? .

— Sí, siempre he sido muy positiva. Creo que es necesario. En realidad, aparte de tu música, eso es lo que vas a dejar a los demás. Creo que el mejor legado es una sonrisa, que cuesta poco y alegra mucho.

— Es la única artista nacional e internacional que ha actuado tres veces en el mismo año en el teatro Real de Madrid llenando siempre, ¿qué significa para usted?.

— Es algo increíble. Cuando comencé a cantar nunca hubiera pensado que podría llegar a cantar en algunos teatros de España y América, y es un orgullo. Es como jugar a favor. El Real tiene una acústica magnífica y un equipo técnico increíble que siempre ayuda para que salga un buen concierto.

— Tras haber interpretado canciones de autores como Carlos Cano, Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat, Pedro Guerra o José Luis Perales, para “40 Quilates” ha elegido a autores jóvenes, poco conocidos, para hacer varios temas, ¿cuál ha sido el motivo?.

— Es muy interesante beber de la savia nueva. En este disco necesitaba renovarme y, además de seguir trabajando con autores jóvenes que me han acompañado en otros trabajos, también necesitaba sorprenderme yo misma y encontrar otra manera de expresar lo que siento. Eso lo haces también cuando encuentras otras maneras de escribir interesantes. Los temas elegidos han sido trajes a medida, con canciones muy autobiográficas, pero con un lenguaje muy universal en el que se puede ver reflejada mucha gente.

— El disco tiene una aportación inédita de Armando Manzanero, “Te creí”… .

— Fue una casualidad. Surgió este tema inédito y vi que lo necesitaba incorporar en el disco porque, aunque suena clásico, engloba las características que buscaba: una letra redonda con una armonía muy original añadido a los ingredientes que siempre ha tenido el maestro, que te pellizcan el corazón.

— ¿Se arrepiente de algo de este periplo artístico?.

— Todo forma parte de la experiencia. De los errores que he cometido, creo que es de donde más he aprendido. Quizás el único pesar que me queda es haber tomado algunas decisiones, como cuando he dado un giro en mi carrera, que hayan podido dañar la sensibilidad de alguna persona.

 

“¿POR QUÉ QUEDARME CON UN ESTILO SI DISFRUTO CON TODOS?”

— Canción de autor, tango, bolero, copla, rancheras, fado?. Usted interpreta cualquier género musical pero, ¿con cuál se encuentra más a gusto como intérprete?.

— Con todos. Lo que más me gusta es jugar con todas esas cartas que tengo sobre la mesa, con esa ambivalencia. Entonces me digo: ¿por qué quedarme con un estilo si disfruto con todos? Me gustan los retos y por eso me embarco en diversos desafíos de distinta índole.

— En enero de 2014 participó junto a Miguel Ríos, Ana Belén, Víctor Manuel o Miguel Poveda, entre otros, en la grabación del single “Hoy puede ser un gran día”, cuyos beneficios se destinaron al movimiento “Todos somos raros, Todos somos únicos”. ¿Cree necesaria la solidaridad de los grandes personajes del mundo de la cultura en un mundo tan complicado?.

— Es inevitable hacerlo. Porque me siento muy cercana a la gente. Me encuentro a personas por la calle que me saludan y me cuentan sus inquietudes o sus alegrías y, a veces, necesitan apoyo. Participar en una gala que preparan o ayudar, si se puede, creo que es necesario. ¿Quién puede decir que no ante una llamada de socorro? Lo que me gustaría es tener más tiempo para hacer más cosas.

–“Banderas de Nadie” fue disco de Oro, en 2003. En 2012 estuvo nominada a los Grammy Latino como Mejor Álbum Pop vocal tradicional y, “Pasión por Cano”, volvió a conquistar el disco de Oro en 2014. ¿Hasta dónde quiere llegar?.

— De momento que funcione bien “40 Quilates” y seguir viajando, ofreciendo mi arte en otros países. Quiero seguir creciendo en Latinoamérica y por Europa. Creo que es el camino que ahora toca hacer. En algunos lugares hay que hacerlo como de nuevo, pero siempre con una gran ilusión. En definitiva, quiero cantar en todos los sitios donde me lo permitan (risas).

— Algunas palabras para sus seguidores americanos? .

— Me encanta el público americano y me gustaría afianzar mi carrera allí y seguir visitando esos países durante mucho tiempo.

— ¿Se ve Pasión Vega otros 25 años subiendo a los escenarios?.

— (Risas). Espero que sí. Lo dosificaré de otra manera, según pasen los años. Pero sí me veo, y creo que la experiencia tomará mayor importancia que la voz. Creo que es muy importante respetar a nuestros artistas mayores que tienen muchas cosas que decir y que ofrecer. Espero cantar mucho tiempo, hasta que el cuerpo aguante.

— ¿Qué es para usted la fusión de ritmos?.

— Creo que es algo innato en el ser humano. La música evoluciona porque no se queda intacta. Tanto el flamenco, como el fado, como el blues, progresan porque van dejando que otras corrientes y otros aires vayan entrando. Si no, sería imposible. Todo quedaría como es originalmente y nada cambiaría. Creo que si algo caracteriza a la música y al mundo en que vivimos son los continuos cambios y la evolución.

— Una apuesta por los jóvenes también? .

— Sí, es importante conocer la pureza de la música, pero también lo es apoyarse en artistas jóvenes y emergentes que arriesgan, y mezclar ritmos y músicas que nadie haya hecho antes y probar, probar, que de ahí salen siempre cosas interesantes. EFE/REPORTAJES

 

 

 

EFE REPORTAJES – Elabora temas que se comercializan a través de la plataforma efeservicios. Atención: para ver los artículos disponibles pueden acceder a www.efeservicios.com. Usuario : efep17554 – Clave: demo. Para mayor información contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Reportajes”.//

 

 

 

 

Etiquetado con:
Publicado en: Reportajes