R.UNIDO ELECCIONES

May busca en los comicios un mayor control ante el “brexit”

La primera ministra británica, Theresa May, busca aprovechar la debilidad de la oposición laborista y tener un mayor "control" de su posición negociadora ante el "brexit" con el adelanto de las elecciones al 8 de junio, según los expertos.
La primera ministra británica, Theresa May, ha convocado elecciones legislativas anticipadas para junio. EFE/Andy RainLa primera ministra británica, Theresa May, ha convocado elecciones legislativas anticipadas para junio. EFE/Andy Rain

por Patricia Rodríguez

Pese a haber descartado hace apenas unas semanas la posibilidad de celebrar comicios generales antes de 2020 -cuando se agota la actual legislatura-, la líder conservadora cambió abruptamente de opinión para llamar a los ciudadanos a las urnas en seis semanas, aprovechando además la buena marcha de los “tories” en los sondeos.

Según dijo hoy a Efe Steven Fielding, experto en política británica de la Universidad inglesa de Nottingham, la “premier” pretende “sobre todo, reforzar su posición negociadora en el Reino Unido y aprovechar la ventaja de alrededor del 20 % que tiene su partido frente a los laboristas para lograr mayoría en los Comunes”.

Los laboristas del izquierdista Jeremy Corbyn atraviesan una fuerte crisis interna que no terminan de solventar y que reflejan los recientes sondeos de opinión divulgados por los medios locales, que dan a los “tories” una ventaja de 17 puntos sobre el laborismo.

Según Fielding, durante las negociaciones para la salida del país de la Unión Europea, May tendrá que lidiar con distintos “bandos” dentro de su misma formación, entre “los partidarios de un ‘brexit’ suave y otros que, ideológicamente, tienden a apoyar un ‘brexit’ duro”.

“Si May agranda su mayoría (actualmente de 17 escaños), al tener más autoridad podrá dictar mejor su posición negociadora y obtendrá más control sobre el proceso al tiempo que destruye al Partido Laborista”, argumenta este politólogo.

En una línea similar, el experto en política de la Universidad de Londres David Jenkins opina, en declaraciones a Efe, que la primera ministra empleará esta coyuntura electoral “para quebrar las profundas divisiones que sufre” el Reino Unido, en clara referencia a las exigencias independentistas de los nacionalistas escoceses.

Según su punto de vista, “si gana con mayoría, que es lo más probable, podrá aferrarse a la noción de ‘voluntad ciudadana’ y extrapolarla a Europa para reforzar su posición regateadora” con los otros 27 países.

Los analistas coinciden en que coyunturalmente, además, éste es el momento idóneo para convocar comicios, pues si bien el artículo 50 del Tratado de Lisboa -que inicia la ruptura formal con la UE- se invocó el pasado 29 de marzo, las negociaciones no estarán encauzadas hasta el otoño por coincidir antes las elecciones de Francia y las de Alemania, las voces más influyentes en Europa.

John Curtice, reputado experto en estadísticas y política, apunta a Efe como “razón crucial y número uno” para esta llamada a las urnas la “buena oportunidad que se presenta para May de emerger con una mayoría sustancialmente más amplia”, que le evitará que un sector de su partido “ocasione problemas al negociar los términos del ‘brexit'” durante el proceso negociador con Bruselas.

“El segundo motivo -añade- es que así retrasa las próximas elecciones generales hasta 2022, con lo cual no tendrá que afrontar la perspectiva de que los comicios juzguen el resultado de las negociaciones”.

Por su parte, el diario “The Guardian” indica hoy que si la jefa del Ejecutivo obtiene, como se prevé, una gran mayoría en los Comunes, la esperanza que aún albergan algunos de que este país podría, todavía, cambiar de opinión respecto a su marcha del bloque común se disiparía de una vez por todas.

El anuncio de May también ha tomado por sorpresa a los propios ciudadanos, que en los últimos cuatro años han tenido que manifestarse en las urnas en cuatro ocasiones.

La primera fue en el referendo de independencia de Escocia en 2014, después en las generales de 2015, en tercer lugar en el plebiscito europeo de 2016 y ahora en las generales del 8 de junio.

Al comparecer inesperadamente ayer a las puertas de Downing Street -su residencia y despacho oficial-, la líder “tory” justificó su decisión con el argumento de que el país necesita estabilidad y un liderazgo fuerte tras las divisiones provocadas por el referéndum sobre Europa del pasado 23 de junio. EFE

Etiquetado con:
Publicado en: Análisis