Leopoldo López, tres años en prisión

El líder del partido Voluntad Popular, Leopoldo López, uno de los opositores más férreos al Gobierno de Venezuela, cumple tres años en prisión desde que en febrero de 2014 fue acusado de instigación pública, agavillamiento (asociación para delinquir) y daños a la propiedad e incendio y condenado a casi catorce años de cárcel.
Simpatizantes del opositor venezolano Leopoldo López se manifiestan en las afueras del Palacio de Justicia de Caracas (Venezuela). Efe-Archivo/MiguelSimpatizantes del opositor venezolano Leopoldo López se manifiestan en las afueras del Palacio de Justicia de Caracas (Venezuela). Efe-Archivo/Miguel Gutiérrez

El inicio de la historia del juicio contra López se remonta a la marcha que convocó el 12 de febrero de 2014 contra el Gobierno de Nicolás Maduro que culminó con destrozos en edificaciones del Estado y con tres fallecidos que no fueron achacados al dirigente, aunque éste sí fue señalado de instigar a la violencia que se produjo ese día.
López se entregó a la Justicia una semana después de la marcha, atendiendo a una orden de captura que se emitió en su contra el mismo día de la manifestación y desde entonces permanece en la cárcel militar de Ramo Verde, cercana a Caracas, de donde ha salido solo para asistir a las audiencias de su juicio, que se inició el 23 de julio de 2015.
Procedente de una acomodada familia, López, caraqueño de 44 años, estudió economía en el Kenyon College (Ohio, EEUU) y cursó una maestría en Políticas Públicas en la Escuela Kennedy de Gobierno, dependiente de la Universidad de Harvard (EEUU).
Al regresar a su país trabajó en la estatal Petróleos de Venezuela PDVSA (1996 y 1999).
Ha tenido siempre aspiraciones presidenciales, que no ocultó tras ser alcalde del municipio caraqueño de Chacao, durante dos períodos consecutivos (2000-2008).
Pero en 2008 fue inhabilitado hasta 2014 por la Contraloría en una controvertida decisión tras un proceso que comenzó en 1998.
López fue inhabilitado pero llevó el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos Corte, que falló a su favor en septiembre de 2011.
Sin embargo, el Tribunal Supremo venezolano (TSJ) indicó que el fallo de la corte internacional, de la que Venezuela se desligó, era inejecutable aunque le permitió presentarse como precandidato opositor a la presidencia, aspiración que desechó para apoyar a Capriles.
El 18 de febrero de 2016, el día que cumplía dos años en prisión, los Nobel de la Paz, Óscar Arias y Lech Walesa, pidieron su libertad en una sesión especial del Parlamento venezolano.
En febrero de 2017 el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, también pidió su liberación, así como los presidentes españoles Felipe González y José María Aznar González que unieron sus voces en favor de la libertad del opositor venezolano.Efe/Doc

Etiquetado con: ,
Publicado en: Protagonistas