Juanma Moreno, renueva al frente del PP andaluz

 Juanma Moreno renueva  su liderazgo al frente del PP andaluz con el objetivo ya fijado de poner fin a la travesía más larga de su formación y alcanzar por primera vez el gobierno autonómico, el único que se resiste a los populares.  
Juanma Moreno, renueva al frente del PP andaluz

Juanma  Moreno, que está convencido de que el PP vuelve a tener cerca la posibilidad de llegar al Gobierno de la Junta al recuperar parte del terreno perdido en el último lustro, confirma su liderazgo tres años después de su llegada casi por sorpresa a la dirección del PP-A.
Después de estrenarse con un ciclo electoral completo negativo para el PP-A, con derrotas en las europeas, autonómicas, locales y generales -aunque cada vez con menos diferencia con el PSOE-, la repetición de las generales le permitió confirmar una tendencia al alza y ser primera fuerza en Andalucía.

Este resultado supuso un espaldarazo para Moreno que ahora, con el anuncio de Susana Díaz de optar a liderar el PSOE, cuenta con un nuevo escenario en el que se podría barajar un adelanto electoral, que sería su prueba de fuego una vez consolidado en el puesto.
“Si soy el próximo presidente del PP-A me dejaré la piel con todos ustedes para que dentro de un año, año y medio, o dos años, el PP gobierne en Andalucía; lo vamos a conseguir”, dijo cuando anunció su candidatura a la reelección.

Para ello, tendrá que vencer a la falta de conocimiento y de popularidad entre los andaluces, muy por debajo de los niveles que tenía Arenas según las encuestas, y “sintonizar” con ese voto del interior que es tradicionalmente esquivo para los populares.   A nivel orgánico, Moreno se encontró algunas heridas abiertas en el PP andaluz, que con paciencia se ha esforzado por curar durante todo este tiempo, a veces echando balones fuera ante los medios de comunicación, pero que le han permitido contar con el apoyo público casi sin fisuras de todos los presidentes provinciales.  Sin embargo, la cercanía de los congresos provinciales y el nuevo sistema de “doble vuelta” amenaza con que se libren algunas batallas ante las que Moreno tendrá una importante prueba de la fortaleza de su liderazgo en la formación.

Su carácter templado y dialogante, que ha demostrado proponiendo numerosos pactos a Díaz, a quien incluso llegó a ofrecer “estabilidad” en la comunidad si lo necesitaba, juega a su ventaja en ese proceso de renovación de las direcciones provinciales.  Precisamente por esa forma de actuar, Moreno imprimió un sello diferente al PP andaluz, que en los años anteriores a su llegada había endurecido el discurso a causa de los casos de corrupción.

Moreno recibió como herencia en 2014 el partido mayoritario en el Parlamento, pero en la oposición, y tuvo que cerrar el proceso de transición que vivió el PP andaluz tras la renuncia como presidente de Javier Arenas en 2012 y el liderazgo “interino” del entonces alcalde de Sevilla y ahora ministro, Juan Ignacio Zoido.   Apostó entonces por un relevo generacional en la dirección de los populares andaluces y ahora reafirma esa idea dando continuidad a la mayoría de cargos, con la intención de recuperar el terreno perdido.

Respaldado por Rajoy desde su nombramiento en 2014, Moreno es cercano a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y a Javier Arenas, algo que sus rivales políticos en el PSOE siempre han aprovechado para achacarle falta de liderazgo, aunque Moreno ha sido capaz de distanciarse y consolidar su posición con los años.

Hijo de comerciantes y nieto de jornaleros, decidió unirse al partido cuando era un adolescente, con la “firme convicción” de cambiar las cosas en la comunidad.   Nacido en Barcelona -donde sus padres emigraron en los años sesenta- volvió con su familia a Málaga a los pocos meses de nacer y ya desde muy joven comenzó su carrera política en esta provincia.

Con 46 años, casado con una granadina y con tres hijos, Moreno está ligado al PP desde hace más de veinte años, en los que ha sido concejal, diputado autonómico y diputado en el Congreso, además de ocupar secretarías sectoriales en el PP (Nuevas Tecnologías y Política Municipal).

Titulado y máster en Dirección de Empresas por la Escuela EADE de Málaga y licenciado en Protocolo, entre otras titulaciones, Moreno entró en Nuevas Generaciones en 1991 y en 1994 fue elegido presidente provincial, un año después presidente andaluz y, en 1997, dio el salto a la presidencia nacional de la organización juvenil.

Tras un periplo como concejal, diputado autonómico y nacional, el 30 de diciembre de 2011, el Consejo de Ministros del nuevo Gobierno de Rajoy le nombró secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad del Ministerio de Sanidad dirigido entonces por Ana Mato, desde donde después desembarcó en Andalucía. Enrique Bermúdez/EFE 

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas