Eduardo Mendoza recoge el premio Cervantes

Eduardo Mendoza, escritor barcelones, recibe hoy de manos del Rey el premio Cervantes 2016, considerado el Nobel de las letras en español, en una ceremonia que se celebra en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid).
20.04.2017. Eduardo Mendoza recibe el premio Cervantes de manos del rey Felipe. EFE/Archivo. 20.04.2017. Eduardo Mendoza recibe el premio Cervantes de manos del rey Felipe. EFE/Archivo.

Aplaudido por la crítica y el gran público, Eduardo Mendoza se hizo con este galardón por su lengua literaria “llena de sutilezas e ironía”, en la mejor tradición cervantina, y por inaugurar en 1975 una nueva etapa en la narrativa en español “devolviendo al lector el goce por el relato”, según el fallo del jurado.

Premio Cervantes 2016 por inaugurar -según el jurado- en 1975 una “nueva etapa en la narrativa español, devolviendo al lector el goce por el relato con una lengua literaria llena de sutilezas e ironía”, galardón que obtuvo el pasado mes de octubre. .

Eduardo Mendoza nació el 11 de enero de 1943 en Barcelona y tras su licenciatura en Derecho por la Universidad de su ciudad residió un año en Londres. A su regreso opositó una plaza  de traductor de la ONU,  con la que fue enviado a Nueva York, donde vivió casi una década (1973-1982), como traductor.

Siempre ha estado vinculado a Naciones Unidas, organización a la que suele dedicar unos meses del año como traductor de las conferencias internacionales que se celebran en diversos países, como Suiza, Austria o Turquía, faceta que compagina con la literatura, en la que se inició durante su estancia neoyorquina.

Tras el éxito de ‘La verdad sobre el caso Savolta’, que fue llevada al cine por Antonio Drove en 1978, le siguieron títulos como ‘El misterio de la cripta embrujada’ (1979), una parodia donde mezcla la novela negra con la gótica, y con la que arranca una serie de cinco novelas, protagonizada por un personaje muy particular, un detective chiflado y sin nombre, cuyas peripecias continúan en ‘El laberinto de las aceitunas’ (1982), novela que lo consolidó como uno de los autores con más éxito de ventas.

También fue llevada al cine, por Mario Camus,  “La ciudad de los prodigios” (1986), en 1999 y que fue elegida en Francia Mejor Libro del Año, además de ganadora de los Premios Ciudad de Barcelona (1987) y el italiano Grinzane Cavour (1988). La tercera novela protagonizada por aquel excéntrico personaje tuvo su continuación en 2001 con ‘La aventura del tocador de señoras’, con ese tono habitual en su obra a caballo entre el humor, la ironía, el sarcasmo inteligente y hasta el esperpento, que fue premiada por el gremio de Libreros de Madrid y más recientemente, la cuarta y la quinta parte con ‘El enredo de la bolsa y la vida’ (2012) y ‘El secreto de la modelo extraviada’ (2015). 

Mendoza fue galardonado con el premio del libro europeo que entrega la Eurocámara en novela,  por la obra “Riña de gatos. Madrid 1936” por la que ganó el  Premio Planeta 2010.

Con ‘Sin noticias de Gurb’ (1991), una divertidísima novela de solo 192 páginas consiguió otro de sus éxitos más aplaudidos, a la que siguieron ‘El año del diluvio’ (1993), Premio Elle; ‘Una comedia ligera’ (1996), que Mejor Libro Extranjero 1998 en Francia; o ‘El último trayecto de Horacio Dos’ (2002), ya sin abandonar ese humor tan ingenioso y natural al que aporta esa sencillez para volver a situar este género -el humor- en el lugar que se merece, como así lo hicieron grandes como Cervantes, Quevedo o Moliere.

En ‘Mauricio o las elecciones primarias’ (2006), hace una crítica irónica sobre el desencanto de la política que ganó el Premio de Novela Fundación Lara, mientras que ‘El asombroso viaje de Pomponio Flato’ (2008), es una mezcla y parodia entre los géneros, histórico y policíaco. EFE/Doc

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas