Bruselas insiste en una solución para Cataluña en el marco de la Constitución

La Comisión Europea (CE) subrayó este miércoles su apoyo a una solución en Cataluña dentro del marco de la Constitución española y ha mostrado su confianza en que así lo logren las fuerzas políticas, tras la declaración del Gobierno regional catalán sobre la independencia. 
El Gobierno español asegura tener respuesta a cualquier escenario en Cataluña. En la imagen, el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, en la sede del GoEl Gobierno español asegura tener respuesta a cualquier escenario en Cataluña. En la imagen, el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, en la sede del Gobierno en Madrid. EFE/Archivo/Chema Moya

 

 

“Confiamos en las instituciones españolas”, ha zanjado el vicepresidente de la CE para el Euro y el Diálogo Social, Valdis Dombrovskis, preguntado en rueda de prensa sobre el discurso acerca de la independencia de esa comunidad española pronunciado este martes en el Parlament por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Dombrovskis se ha mantenido en la línea de declaraciones previas expresadas por el Ejecutivo comunitario sobre que es necesario lograr una solución para la situación que vive Cataluña “dentro del marco de la Constitución” española.

Ha explicado que el Ejecutivo comunitario ha abordado en su reunión semanal “de forma breve” la situación en Cataluña, dentro de un repaso a la actualidad en la Unión Europea (UE).

“La CE sigue de cerca la situación en España y reitera su llamada anterior al respeto del orden constitucional español”, ha insistido el comisario letón.

Ha expresado su “confianza” en el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y ha asegurado que el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, está en “constante contacto” con él.

Igualmente, ha recalcado que la CE mantiene su confianza “en todas las fuerzas políticas que están trabajando por una solución dentro del marco de la Constitución española”. “Apoyamos los esfuerzos por superar la división y la fragmentación, por mostrar unidad y respeto a la Constitución española”, ha enfatizado Dombrovskis.

El Gobierno español ha requerido este 11 de octubre formalmente al de Cataluña si Puigdemont declaró este martes la independencia durante una sesión parlamentaria, antes de decidir si toma medidas legales, según ha explicado hoy Rajoy en una declaración ante la prensa.

En función de su respuesta el Gobierno español aplicará el artículo 155 de la Constitución, que otorga al Gabinete la facultad de asumir directamente funciones desempeñadas por las autoridades autonómicas, ha agregado el jefe del Ejecutivo.

La propia CE, que siempre ha destacado que la situación en esa comunidad autónoma debe tratarse a nivel interno en España, desmintió el martes que Juncker se hubiera puesto en contacto con Puigdemont antes de esa comparecencia ante el Parlament.

“FAKE NEWS. Juncker no está hablando con Puigdemont”, reaccionó en su cuenta de Twitter la portavoz del presidente de la CE, Mina Andreeva, quien salió al paso de una información que aseguraba, según fuentes de la Generalitat, que ambos políticos estaban hablando antes del discurso de Puigdemont, que se inició con una hora de retraso.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, instó a Puigdemont, momentos antes de su comparecencia, a respetar la Constitución española y a no anunciar una declaración unilateral de independencia que imposibilite el diálogo entre ambas partes.

“Hoy le pido a usted (Puigdemont) que respete el orden constitucional y que no anuncie una decisión que haría ese diálogo imposible”, declaró Tusk durante un debate en el Comité Europeo de las Regiones (CdR) este martes.

Previamente, la Comisión ya había declarado que el voto del 1 de octubre en el referendo ilegal convocado por el Gobierno de Cataluña sobre la independencia de la comunidad -y que fue suspendido cautelarmente por el Tribunal Constitucional- “no fue legal bajo la Constitución española”.

En su opinión, además, la situación en Cataluña es un “asunto interno de España que debe ser manejado en línea con el orden constitucional de España”.

Bruselas también ha aclarado en diferentes ocasiones que, si se organizara un referendo en línea con la Constitución española, “el territorio saliente quedaría fuera de la Unión Europea”.

La Comisión Europea se ha posicionado igualmente en favor del diálogo entre todos los actores relevantes y en contra de la violencia, que “nunca puede ser una herramienta en política”, según dijo recientemente el portavoz de la CE, Margaritis Schinas.

En su comparecencia, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afirmó este miércoles que “ni un solo país del mundo” se ha podido tomar “mínimamente en serio lo que vivimos” el pasado 1 de octubre en Cataluña con un referéndum ilegal “que no resiste la más elemental prueba” de transparencia y neutralidad.

Rajoy, que explicó en el Congreso la posición del Gobierno ante el desafío separatista de la Generalitat, ha defendido que el Estado ha actuado como lo hubiera hecho “cualquier país democrático” frente a quien incumple la ley.  Asimismo, ha aprovechado para trasladar su agradecimiento en nombre de todos los españoles a quienes “han cumplido su deber en defensa del bien común: jueces, fiscales, Policía y Guardia Civil”. EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Análisis