Batlle, dimite como director de los Mossos d’Esquadra

Albert Batlle, director de la Policía de región de Cataluña (Mossos d'Esquadra), ha presentado su dimisión después de haber sido cuestionado por los independentistas y con un mensaje en el que pide a los agentes que mantengan un "escrupuloso respeto y sujeción a la ley".
Albert Batlle. EFE/Archivo/A.D./Andreu DalmauAlbert Batlle. EFE/Archivo/A.D./Andreu Dalmau

 

El Gobierno soberanista de Cataluña ha planteado un referéndum de autodeterminación para el 1 de octubre, que el Ejecutivo español de Mariano Rajoy considera ilegal y contra cuya preparación actúan los tribunales del país.
La semana pasada el presidente regional, Carles Puigdemont, hizo varios cambios en su Gabinete, que abandonaron varios consejeros que tenían dudas sobre el proceso soberanista, y ha configurado un equipo de marcado acento independentista.
Entre los que han dejado el Ejecutivo catalán está el responsable de Interior, Jordi Jané, y ahora lo hace Batllé, cuya dimisión fue solicitada por varios dirigentes independentistas.
Batlle, un socialista que llevaba tres años al frente de la Policía catalana, siempre ha defendido que los Mossos deben ser políticamente neutrales e imparciales y que deben cumplir y hacer cumplir la ley.
Licenciado en Derecho, ejerció la abogacía en la década de los setenta, para optar posteriormente por la política. En las elecciones locales de mayo de 1983 fue edil por el Partido Socialista de Cataluña (PSC), en la corporación municipal encabezada por Pasqual Maragall, y se encargó del área de Descentralización y de Relaciones Ciudadanas. Fue regidor del distrito barcelonés de Horta-Ginardó.
Sucesivamente, ha sido reelegido concejal de la Ciudad Condal en 1987 y 1991.
Ante las olimpiadas de Barcelona de 1992, Batlle ocupó desde febrero de 1990 uno de los cinco puestos que correspondían al Ayuntamiento en el consejo de administración del Holding Olímpico y de la Comisión Municipal de los Juegos Olímpicos.
En octubre de 1990 comenzó a formar parte de la ejecutiva del PSC, tras el VI Congreso.
En las locales de mayo de 1995, Batlle continuó en la corporación dirigida por Maragall (en coalición PSC, IC-EV y ERC), y siguió como concejal del distrito Horta-Guinardó.
En 1999 era reelegido concejal del Ayuntamiento y renovó sus responsabilidades dentro del equipo municipal.
Además, fue máximo responsable del deporte en Barcelona. Y tras las municipales de mayo de 2003 le sucedió al frente del deporte en la Ciudad Condal, Pere Alcober.
En diciembre del mismo año, pasó a ser secretario de Servicios Penitenciarios, Rehabitilitación y Justicia Juvenil del Departamento de Justicia, donde impulsó distintos proyectos relacionados con las infraestructuras penitenciarias y la formación profesional y social de los reclusos.
Y en junio de 2014 era nombrado director de los Mossos d’Escuadra, en sustitución de Manel Prat. EFE-doc

Etiquetado con: ,
Publicado en: Protagonistas