Periodismo de datos

De los 224 supuestos yihadistas detenidos en España desde el 2014, año en que se autoproclamó el Califato del Estado Islámico (EI), al menos un treinta por ciento fue acusado de “difusión de mensaje terrorista”, lo que indica la importancia de la propaganda en las redes sociales e internet para este grupo terrorista.